XXIX SALÓ INTERNACIONAL DEL CÒMIC DE BARCELONA

Escrito por Editor
martes, 03-05-2011 18:07:20

La edición XXIX del Saló Internacional del Còmic de Barcelona tuvo lugar los días 14, 15, 16 y 17 de abril. No obstante, nos centraremos en la crónica del día 16, ya que -como todos los años- es la “jornada grande del Salón”, cuando mayor número de autores acuden para dar conferencias o firmar en los stands de las editoriales. Y, también, es el día que ofrece más actividades de interés para el asistente al acto.

En mi opinión, ha habido salones mucho más atractivos que el de 2011, cuyo mayor interés se ha centrado en los autores que las editoriales -y, muy particularmente, Norma Editorial- han traido para el encuentro con los lectores. Por contra, resulta llamativo que Panini no haya tenido ninguna presencia en el Salón este año. Ni stand, ni autores invitados por la marca que coordina el sr. Viturtia. ¿Será que la crisis ha afectado a la industria del cómic en nuestro país mucho más de lo que podíamos pensar?

El sábado pudimos disfrutar con la presencia de los autores de Blacksad en el stand de Norma, cuya cola de aficionados para conseguir una dedicatoria de Canales-Guarnido fue seguramente la más grande de todo el Salón, a excepción de Ibáñez, claro (año tras año, sigue siendo el gran triunfador en las sesiones de firmas). También, tuvimos ocasión de conocer al gran Yves Swolf, autor belga que hacía delícadisimos dibujos a carboncillo en las páginas de los tomos de la serie Leyenda, de Norma. Esto por la mañana, por la tarde repitió experiencia en el stand de Glénat, esta vez con el integral de su serie sobre el rey de los vampiros.

Ennis, Ezquerra y Ferry -todos ellos colegas de profesión y buenos amigos- estuvieron presentes en los stands de Norma y de Planetacomic.com firmando ejemplares de The Boys, Predicador o Solo un peregrino, la última obra creada por el guionista y el dibujante español. Precisamente, Ennis y Ezquerra protagonizaron la conferencia más interesante del sábado -y, probablemente, de todo el Salón-, al hablar sobre sus experiencias como creadores de cómic y responder a todas las preguntas de los fans. Por cierto, que el sr. Ennis demostró una elegancia, inteligencia y educación que muchos no esperábamos, teniendo en cuenta el tono corrosivo de sus cómics (aunque, quizás, tampoco nos sorprendió). Y fue muy clarificador escuchar al sr. Ezquerra hablar de los orígenes del Juez Dredd y de cómo creó su imagen, durante los años que pasó en la revista 2000AD.

Jaime Martín, Paco Roca, los autores de 100 Balas (cuyo integral fue una de las novedades destacadas por parte de Planeta), Jan, Purita Campos… Y muchos más autores llenaron de glamour los días del Salón. Luego están los premios que Ficomic, la organizadora del evento, entrega cada año a los profesionales más destacados del momento. Paco Roca y su grandísimo El invierno del dibujante, así como la cuarta entrega de Blacksad fueron los grandes vencedores en la entrega de premios. Así como la serie Los muertos vivientes, cuyo creador estuvo presente en el Saló mediante una video-conferencia ofrecida en ciertos cines de la ciudad de Badalona (próxima a la ciudad condal).

Precisamente, los zombies tuvieron gran protagonismo en el Saló, por medio de la exposición que se les dedicó, en donde podían apreciarse cada una de las encarnaciones que los muertos vivientes han tenido en cine, cómic o literatura. El resto de exposiciones estuvieron muy por debajo de otras que hemos podido ver en el Saló en años anteriores. Solo la muestra dedicada a Tarzán, con montones de originales de cómics protagonizados por el Rey de la Selva, creo que merece destacarse.

De hecho, este Saló del Cómic ha estado bastante más orientado hacia el lado “freak” del mundo del tebeo, que no por su vertiente más intelectual. Personalmente, disfruté mucho con las conferencias de autores europeos y con el tono más adulto de las celebraciones del año 2010. Espero que Ficomic recupere ese aspecto para el próximo año. Aunque no quiero dejar de mencionar otra exposición que sí mereció la pena, la de los héroes del cómic europeo. Se presentaba una retrospectiva con todos los personajes de aventuras que la historieta de cada país del viejo continente ha dejado para la posteridad. Aunque tengo que decir que es impersonable que en el apartado dedicado a Bélgica no apareciera Tintín. Y, por contra, sí que podíamos encontrarnos con Blake y Mortimer, gran serie pero que no deja de ser una copia del estilo que empleaba Hergé. Sobran los comentarios.

Y esto sería a grandes trazos el Saló del Cómic de este año. Un saló que en otras ocasiones nos ha traído a Stan Lee, Roy Thomas, Moebius o Eisner debería ponerse las pilas para volver a sorprendernos el año próximo. No obstante, quiero dar un bien alto a la edición de este año, que fue entretenida -muy agradecidos fueron los stands en donde se podían ver los trailers de todas las pelícualas basadas en cómics que vamos a poder ver próximamente-, aunque mejorable.

Miguel A. Garrido

Comments are closed.